top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

Álvarez y Grasso acompañaron a la comunidad de la cuenca carbonífera a 20 años de la tragedia de Mina 5

El jefe de gabinete, Daniel Álvarez y el intendente Pablo Grasso, participaron del homenaje que se realizó en memoria de los 14 mineros fallecidos el fatídico 14 de junio de 2004, acompañando a familiares, amigos y mineros de YCRT.

A 20 años de la trágica noche, en la que se incendió una cinta transportadora, que extraía el mineral de las galerías de Mina 5, a unos 700 metros en su interior y que le costara la vida de 14 mineros, se llevaron adelante actos conmemorativos con el sentido recuerdo de cada uno de ellos y los sobrevivientes, en una fecha de honda tristeza para las comunidades de Río Turbio y 28 de Noviembre.




 

En ese marco, tanto el jefe de Gabinete, Daniel Álvarez, en representación del Gobierno Provincial como el intendente capitalino, Pablo Grasso participaron de la vigilia, el encendido de antorchas y la ceremonia oficial junto a los intendentes Darío Menna y Aldo Aravena.

 

“Es una de las tragedias más duras que hemos tenido que vivir los santacruceños a lo largo de nuestra historia, y poder estar acá acompañando a las familias, a los compañeros y compañeras de la empresa YCRT es un acto que corresponde”, describió con honda emoción, Daniel Álvarez. “Debemos estar juntos, unidos, abrazados”, subrayó y destacó el pedido que hizo el padre Sergio Soto que realizó la alocución religiosa “pidiendo la unión del pueblo, seguir juntos para adelante y pensar en la paz, mirando hacia el futuro”.




 

Álvarez reprochó que hubo en el pasado cuestiones que no se hicieron, y “ahora llegó el momento de pensar y mirar hacia el futuro, aceptando la realidad que nos toca, y seguir acompañando siempre a las familias”.

 

En tanto, el jefe comunal riogalleguense expresó que estaba con “sensaciones encontradas”. “Justo esta semana se votó la ley Bases en el Senado y los senadores de la provincia le dieron la espalda a la cuenca carbonífera, que tanto le dio a Santa Cruz y a la Argentina”. 

 

“La palabra es valiosa y hay que cumplirla. No estoy solamente como vecino de esta ciudad, donde he vivido mucho tiempo, sino también como intendente de la capital de la provincia estando siempre al lado de la gente que tanto luchó para sostener la cuenca carbonífera”, explicó Grasso.  “Es momento de seguir peleando para que las cosas vayan cambiando y poder generar energía una vez por todas, con todos los minerales importantes que hay”, cerró.



Comments


bottom of page