top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

Bullying en Río Gallegos: “Me tiraron de los pelos, me dijeron hdp que no sabe leer”.

Es el crudo relato de una niña de 13 años que asiste a primer año de nivel secundario con trayectoria asistida de una maestra integradora por dificultades académicas que ha sido víctima de una grave situación de acoso escolar. “No pueden seguir pasando estas cosas, el respeto y la empatía son valores que tenemos que dar en casa” pidió una familiar cercana.

El bullying o acoso escolar es un tema que merece nuestra atención y reflexión profunda no sólo a nivel educativo sino también comunitario. Es una realidad dolorosa que afecta a muchas personas y especialmente a las y los estudiantes en los entornos escolares que se presentan complejos.


En ese marco, una vecina de nuestra ciudad a través de sus redes sociales dio a conocer una triste situación “Les quiero comentar una situación que vivimos con mi sobrina en el secundario, ella va a 1er año (tiene maestra integradora ya que le cuesta muchísimo) llega del cole angustiada contando lo siguiente: las nenas “entraron al aula me tiraron de los pelos y me dijeron hdp que no sabe leer y que soy asquerosa”, indicó con impotencia.


“No sólo la insultaron también la agredieron, desde que escuché el audio de mi sobrina contando lo que le pasó no me deja de dar impotencia, angustia y bronca, si yo me siento así no me quiero imaginar ella” reflexionó y agregó “Les quiero pedir que si leen mi publicación conversen de esto en su hogar con la familia, no pueden seguir pasando estas cosas, el respeto y la empatía son valores que tenemos que dar en casa” cerró en la publicación de sus redes sociales que rápidamente tuvo el acompañamiento de distintas personas.


De más está afirmar que estas situaciones no deben seguir ocurriendo y que la comunidad educativa en un contexto actual sumamente complejo debe abordar integralmente, ahora bien reflexionar sobre el bullying nos lleva a la acción. No es suficiente simplemente reconocer su existencia, debemos comprometernos activamente en la lucha contra el bullying. Esto implica promover políticas y programas de prevención del acoso escolar, educar a las personas sobre sus consecuencias y proporcionar un apoyo adecuado a las víctimas y a los acosadores.

Solo a través de un esfuerzo colectivo podemos crear entornos escolares seguros, inclusivos y libres de este flagelo, donde todos los y las estudiantes tengan la oportunidad de crecer, aprender y florecer en un ámbito libre de violencia, discriminación y exclusión.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page