top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

Carta Abierta: El SAMIC “continúa sin un rumbo claro, funcionando gracias a la voluntad de los trabajadores y el apoyo de la comunidad”

Trabajadores Autoconvocados del Hospital de Alta Complejidad SAMIC de El Calafate enumeraron distintas y complejas situaciones que atraviesa el nosocomio en una misiva enviada días atrás a los ministros de Salud de la Nación y la provincia, Dr. Mario Russo y Dr. Ariel Varela, respectivamente.

 

“Nos dirigimos a Uds como trabajadores autoconvocados del Hospital El Calafate SAMIC, con el fin de expresarles nuestra inquietud respecto de la institucionalidad y funcionamiento del nosocomio, único hospital de la localidad, y referente de derivación de varias localidades aledañas.




 

Vemos con suma preocupación movimientos de autoridades del Hospital que no responden a ningún lineamiento ni razón.

 

Desde el cambio de gobierno el 10 de diciembre pasado, nuestro hospital ha quedado sin Director Ejecutivo durante casi 2 meses, luego de la destitución del Dr. Lerena en enero por parte del Consejo de Administración (cuyos miembros de la jurisdicción nacional siguen siendo aquellos nombrados por las autoridades nacionales previas). Luego, por designación interina de este mismo Consejo, asumió el Dr Osvaldo Cordano, quien cumplió funciones parciales hasta que uno de los consejeros por la jurisdicción provincial, Ignacio Suárez Moré, tomó el cargo de Director Ejecutivo, también en un acto que observamos como violento y de facto, siendo que es un profesional que tiene domicilio en otra localidad.

 

Por otra parte, el Consejo de Administración, órgano de máxima autoridad del Hospital, ha sido diezmado dado que de los seis miembros que debe tener, sólo se cuenta con cuatro, dos por la jurisdicción nacional (Andrés Cini y Silveria García), uno por la provincial (Karina Aguilar) y uno por la municipal (Martín Freile), siendo aún más alarmante que ninguno de los cuatro es médico y mucho menos con formación en Salud Pública, y dos de los cuales (Andrés Cini y Karina Aguilar) no habitan en la localidad (en contra del propio estatuto del Hospital que obliga a todos los trabajadores del mismo a tener domicilio en El Calafate).




Debe tenerse en cuenta que, en parte gracias a esto, en los últimos meses, las sesiones del consejo son mayoritariamente por plataforma virtual, y los consejeros no se presentan a cumplir sus funciones en el nosocomio, cobrando sueldos abultadísimos sin presencia en el lugar de trabajo (por estatuto, deben cumplir al menos 48 hs semanales).

 

La falta de institucionalidad se continúa, cuando aún sin haber sido designados los consejeros por el gobierno nacional entrante, los salientes cambian directores y nombran asesores. En las últimas dos semanas, el nuevo Director Ejecutivo, designó una nueva Directora de Administración (Fernanda Rabbia) que no posee experiencia en la administración de instituciones de salud ni ningún otro tipo, reemplazando al anterior y se designó como secretario del Consejo de Administración, un ex consejero, Santiago Piedrabuena, un abogado con fuertes lazos con exfuncionarios del gobierno anterior y varias veces denunciado por violencia y corrupción. Es sumamente alarmante que cargos tan sensibles como los de Director de Administración y Operaciones (quien maneja y gestiona las finanzas y recursos del Hospital) y el del Secretario del Consejo de Administración, con acceso a todos los documentos y orden del día de las sesiones del mismo, hayan sido reemplazados en estos momentos por personas que responden a otras gestiones.

 

Mientras tanto, el Hospital continúa sin un rumbo claro, funcionando gracias a la voluntad de los trabajadores y el apoyo de la comunidad. Creemos que es nuestro deber, como defensores de la Salud de El Calafate y la provincia de Santa Cruz, denunciar y hacer saber a las autoridades nacionales y provinciales estos hechos poco claros, que nos preocupan e inquietan".



Comentários


bottom of page