top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

Encolumnados en defensa de Santa Cruz: ¿Intendentes delegados o genuino acompañamiento institucional?

“Nuestro Run Run” te trae la radiografía en materia política del suceso de la semana: una proclama conjunta de intendentes santacruceños sin grieta, la experiencia sindical, la cintura política y un ausente.

Decir que el escenario político santacruceño actual es complejo no es una novedad, día a día se mueven piezas en un tablero inestable y seguir el minuto a minuto es de por sí un desafío de lectura de lo oficial evidente y oficial y el run run subyacente.

 

En ese marco, intendentes y comisionados de fomento, en la disputa con el presidente Javier Milei y su administración respaldaron al gobernador Claudio Vidal por las gestiones realizadas “sobre las distintas urgencias que atravesamos en nuestro territorio”.




 

Los oficialistas de “Por Santa Cruz”: Pablo Carrizo (Caleta Olivia); Antonio Carambia (Las Heras); Pablo Anabalón (Pico Truncado); Juan Martínez (Puerto Deseado); Daniel Gardonio (Puerto San Julián); Matías Treppo (Perito Moreno); Zulma Neira (Los Antiguos); Carina Bosso (Gobernador Gregores); Juan Manuel Bórquez (Puerto Santa Cruz), y Analía Farías (Piedra Buena) y los opositores de “Unión por la Patria” Pablo Grasso (Río Gallegos); Darío Menna (Río Turbio); Aldo Aravena (28 de Noviembre) y  Néstor Ticó (El Chaltén), a excepción de Javier Belloni (El Calafate) quien dio la nota -o no dio la talla- al no firmar el comunicado. Por su parte los titulares de las Comisiones de Fomento firmaron: Tomás Cabral (Koluel Kayke); Ana María Urricelqui (Jaramillo y Fitz Roy); Rubén Guzmán (Lago Posadas) y Nayla Fernández (Tres Lagos).

 

Incluso lo del mandatario calafateño va más allá, días atrás había reclamado públicamente que su espacio político seguía “sin escuchar las urnas”. Las mismas que en agosto del año pasado lo relegaron al segundo lugar en la interna de “Unión por la Patria” y cerca de 20 mil votos debajo de Claudio Vidal.

 

Distinta lectura la del intendente capitalino, Pablo Grasso que aun como principal figura de la oposición santacruceña y con ejercicio de funciones no dudó en poner el gancho y ratificar que las cuestiones políticas partidarias quedan afuera cuando de defender los intereses provinciales se trata.




 

“Queremos que al gobierno nacional le vaya bien, porque así le irá bien a Argentina y a nuestro pueblo. Para ello, es imprescindible formalizar acuerdos estratégicos que nos conduzcan al desarrollo y al crecimiento económico. Esos acuerdos, sólo los lograremos en el marco del diálogo fraterno, que preserve y defienda el interés común de la Patria” cierra el comunicado oficial que pide respuestas de los “leones” ante la paralización de la obra pública con miles de puestos de trabajo en juego, la eliminación del FONID del salario docente, el parate en la construcción de las represas sobre el Río Santa Cruz, la salida de YPF sin evaluar pasivo ambiental, la privatización e incertidumbre de YCRT, los despidos en delegaciones de entes nacionales, los tarifazos en los servicios públicos y la caída en la coparticipación, entre otros.

 

El respaldo hacia el gobernador muestra por primera vez en lo que va de la gestión cierta cohesión institucional que fortalece la figura y las gestiones de Vidal, legitimando la postura adoptada ante la opinión pública pero lejos de ejercer “presión” política sobre la mirada libertaria para con Santa Cruz. Vale recordar que el mes pasado “Las Provincias Unidas del Sur” con Ignacio Torres, de Chubut; Rolando Figueroa, de Neuquén; Alberto Wereltineck, de Río Negro; Gustavo Melella, de Tierra del Fuego y Sergio Ziliotto de La Pampa, expresaron su enérgica defensa de la empresa YCRT y de sus trabajadores y la respuesta de Javier Milei fue que en el nuevo proyecto de “Ley Ómnibus” continué en el listado de privatización, aunque con mayoría accionaria del Estado.

 

Con la posibilidad real de que se profundice la confrontación entre la provincia y la nación en un escenario de polarización difícilmente el diálogo y la búsqueda de soluciones consensuadas puedan fluir, de hecho el presidente no se reúne con mandatarios provinciales sino que lo hacen con suerte funcionarios del gabinete nacional. Párrafo aparte para el “aparato de propaganda libertaria” que no vacila al momento de apuntarle a quien no aplauda las decisiones de Javier Milei y que de hecho en las últimas semanas ha tenido a Claudio Vidal como blanco de fuertes críticas.  




 

Frente a este planteo, la pregunta que titula esta edición de la columna “Nuestro Run Run” la responderá el tiempo. Será cuestión de semanas para revelar si los intendentes y comisionados de fomento están jugando de delegados o el acompañamiento es genuinamente institucional.

 

La experiencia gremial de trinchera y asamblea sabe de lectura en tiempos álgidos, la cuestión será en la voluntad del mandatario provincial de agudizar ese sentido que lo llevó de operario de base a gobernador desbancando una hegemonía de tres décadas de política tradicional en Santa Cruz.

 

El apoyo discursivo trasladado en una firma es una cosa, el acompañamiento institucional otra y en tiempos en se presumen aún más difíciles en nuestra provincia, la necesidad de unidad política institucional frente a la ferocidad “leonina” es fundamental.    

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page