top of page
  • Foto del escritorFernando Cabrera

La soledad cósmica en David Bowei, Elthon Jhon, y Luis Alberto Spinetta

Siempre que voy a la ría a sentarme en un banco a escuchar música y nada más, me gusta conjeturar un secreto parentesco entre tres canciones del rock internacional. Y con los auriculares puestos y el viento despeinándome es que me remonto a los albores de la era espacial, cuando los rockstars del mundo miraron con atención hacia las estrellas, buscando inspiración en el vasto y solitario cosmos.

Así, tres canciones emblemáticas han capturado esta fascinación, creando un parentesco artístico y conceptual que trasciende el tiempo y la gravedad: "Space Oddity" de David Bowie, "Rocket Man" de Elton John y "El Anillo del Capitán Beto" de Luis Alberto Spinetta. Estas composiciones no solo comparten la temática espacial, sino que también exploran la soledad inherente a la inmensidad del espacio.




 

"Space Oddity" de David Bowie fue lanzada el 11 de julio de 1969, coincidiendo con la histórica misión del Apolo 11. La canción narra la historia de Major Tom, un astronauta que viaja en la tranquilidad del espacio, desconectado de la Tierra. Bowie utiliza la figura de Tom para hablar de la desconexión y el aislamiento, un reflejo de la anacoreta humana en la era tecnológica.

 

"Rocket Man" de Elton John, lanzada el 17 de abril de 1972, propone la historia de un astronauta que se enfrenta a la dualidad de cumplir su sueño de viajar al espacio y la tristeza por dejar atrás a su familia. La canción, inspirada en parte por "Space Oddity", se convierte en una metáfora de la vida de los famosos, quienes, a pesar de llegar a ser estrellas, se encuentran solos en su éxito.




 

"El Anillo del Capitán Beto" de Luis Alberto Spinetta, incluida en el álbum "El jardín de los presentes" de 1976, cuenta la historia de un colectivero que se convierte en astronauta. Spinetta teje una narrativa que resalta la soledad del Capitán Beto, quien, protegido por su anillo mágico, viaja por el espacio añorando su hogar y su gente.

 

Estas canciones son más que simples melodías; son la expresión de una era que miró hacia el cielo en busca de respuestas y encontró, en cambio, un espejo de su propia soledad. A través de sus letras, Bowie, John y Spinetta nos recuerdan que, sin importar cuán lejos viajemos, la humanidad siempre llevará consigo la melancolía de lo que deja atrás. La misma melancolía tan dulce y dolorosa que hallo, mientras con mis auriculares puestos, me deleito musicalmente, y oteo a lo lejos, frente a la ría, las ruinas de lo que alguna vez fue "Villa Victoria”, también conocida como el “Castillo Rivera”.



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page