top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

Las mellizas que van por una banca de concejal en listas que se enfrentan

“Los hermanos sean unidos porque ésa es la ley primera” reza la obra literaria criolla por excelencia, el Gaucho Martín Fierro. Lejos de aquello, entre tantas listas y candidaturas en Río Gallegos: a sus 35 años las hermanas mellizas Riquelme: Gabriela y Cintia participan de la elección en distintos espacios, sólo 5 minutos de diferencia entre nacimientos en Corrientes, 24 años en Santa Cruz y la misma esperanza por “el bien común de la sociedad”, “en beneficio y en base a la necesidad de la gente” pero en boletas que se enfrentan sin que las devoren “los de afuera”.

La mayor por solo 5 minutos, Gabriela acompaña a su amigo Daniel “Topo” Sumabil en la lista de concejales que lleva al Dr. Ariel Varela de “SER Santa Cruz” hacia la intendencia, Cintia su hermana menor quien fue sorpresa para sus padres ya que no esperaban mellizas, secunda a Pablo “El Colo” Ametrano con Mauricio Gómez Bull de “Unión por la Patria” como intendente.


“Mamá cuenta que cuando se hizo la ecografía la doctora no me vio. Bahh en realidad no se a quien no vio” ríe en referencia de si era ella o su hermana la que no aparecía en la imagen, como Cintia nació segunda se tomó su nacimiento como la sorpresa.



Aunque su madre las dio a luz bien al norte del país en Paso de los Libres, viven en nuestra ciudad desde los 11 años. Hasta quinto grado en su Corrientes natal compartían hasta el salón de clases, “en sexto grado nos separaron de aula porque decían que los mellizos no podían ir juntos, cada una tenía que formar su personalidad, sino una aplacaba a la otra” cuenta Gabriela sobre su ingreso al Colegio República de Guatemala.


Luego pasaron los años y cada una, aunque estando unidas hizo su camino, terminaron sus estudios en distintos colegios secundarios y fueron haciendo su vida.



Cintia que hoy vive en el barrio El Faro, ejerce la abogacía hace 7 años, materna a Octavio y se muestra llena de expectativas por la oportunidad de “estar a disposición de la sociedad, plasmar la necesidad de cada sector y demostrar con acciones” indica sobre el significado que le encuentra a ser parte de una lista que se somete a la voluntad popular.


En tanto Gabriela, que también es mamá pero de una niña, vive en el barrio Gaucho Rivero y trabaja en la Administración General de Vialidad Provincial, cuyo presidente Mauricio Gómez Bull es justamente el candidato a intendente del espacio que su hermana acompaña. “Me gustó su impronta, humildad y realmente quiero un cambio” reflexiona sobre la figura del Dr. Ariel Varela “como en el Mundial “Elijo Creer”” dice esperanzadamente.


“No creo que exista una diferencia en lo que pueda aportar cada una, lo que siento es que las dos tenemos muchas capacidades y seguramente nos vamos a desenvolver excelente en lo que nos propongamos” señala Cintia. Gabriela también está de acuerdo con lo señalado por su hermana: “buscamos lo mismo, el bien común de la sociedad y buscar soluciones” afirma.


En cuanto a cómo se vive en el seno familiar esta situación ambas concuerdan en que bien, tanto la madre como los hermanos lo viven con tranquilidad “Es raro porque Justo nos toca de estar ella de un lado y yo del otro, eso demuestra la libertad de pensamientos y la cero imposición” dice Cintia a lo que su hermana destaca el apoyo tan importante de su familia.

Ante la consulta de “¿En tres palabras que crees que hace falta en la ciudad?”, la mayor responde que “Educación, agua y cloacas” y su hermana que “Compromiso, voluntad y fuerza”, respuestas totalmente diferentes en cuanto la visión de lo conceptual y lo concreto, pero con la misma voluntad por transformar la realidad de las y los vecinos.


“Estoy muy motivada para poder gestionar desde donde me toque estar” cierra Gabriela, por su parte Cintia reflexiona “la política se debe construir en beneficio y en base a la necesidad de la gente, que exista una igualdad real, pero para eso se debe tener claro cuáles son los intereses colectivos”. Hermanas que, aunque van en espacios políticos distintos para enfrentarse este próximo 22 de octubre en las urnas, comparten apellido y sangre, historia de vida y el amor por la tierra que las adoptó como hijas propias para echar raíces y escribir junto a sus hijos el futuro de una nueva generación riogalleguense.



Comments


bottom of page