top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

¿Qué puedo decirte de “NI UNA MENOS”?

“El explicar por qué está mal que nos arrebaten la vida es una herida abierta y una lucha necesaria. Lo novedoso de este contexto, creo yo, es que la violencia se legitima desde espacios de autoridad, a nivel práctico y simbólico”.

Por Constanza Ryan, activista feminista y comunicadora social.

Ya no hay Salón de las Mujeres y se juzga un crimen de odio por lo que dice la RAE. Me niego a normalizar la violencia. No me quedo tranquila si llamás al *144 y no te atiende nadie, si vas la comisaría y te preguntan por qué te pegaron. Y así, un tipo con 4 denuncias por violencia de género mató a Yoselin a principio de año en Río Gallegos. Y mientras tanto, el ex pastor evangélico que asesinó a Gimena en Las Heras a fines del año pasado se limitó a decir que estaba tan pasado que no se acordaba de nada y bué.




 

Todavía no sabemos qué pasó con Vanesa Gauna, Stefania Rosales ni Marcela López. ¿Y se supone que es una ideología o una imposición esto del feminismo? El no acostumbrarse a que las mujeres desaparezcan y nos maten en circunstancias desconocidas, el no resignarse y pedir condenas efectivas, el entender que todas las políticas de género vienen a reconocer que el Estado Presente falla.

 

Pareciera que se redobla la apuesta con menos presupuesto y políticas que perjudican aún más a las mujeres, que no nos jubilemos, que nos puedan echar embarazadas, como si la pobreza no tuviera ya cara de mujer. Este contexto que necesita que la ola, que nunca se fue, junte fuerzas para volver con más potencia.




 

Mi deseo este 3J es que no nos olvidemos de las nuestras y que todos, todas y todes, volvamos las actitudes machistas algo intolerable, que vuelva a dar vergüenza ser patriarcal, porque la violencia es una bola de nieve, mientras más la dejás pasar, más grande se hace.

Por favor, dejen de matarnos…



コメント


bottom of page