top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

Si volviste a las aulas este artículo es para vos

Con el inicio del nuevo ciclo académico, los adultos enfrentamos a un desafío que va más allá de la adquisición de conocimientos: la ansiedad. Este fenómeno, que puede manifestarse de diversas formas, desde nerviosismo hasta ataques de pánico, afecta a un considerable porcentaje de la población adulta que decide iniciar o retomar sus estudios.

La ansiedad ante el regreso a las aulas, ya sea para continuar una educación interrumpida o para adquirir nuevas habilidades, es un tema que a menudo se pasa por alto. Sin embargo, para quienes lo experimentan, puede convertirse en un obstáculo significativo en su camino hacia el crecimiento personal y profesional.




 

La ansiedad en el contexto educativo de adultos puede tener múltiples causas. Entre ellas se encuentran el miedo al fracaso, la presión por rendir al máximo nivel, la comparación con compañeros más jóvenes y la preocupación por conciliar los estudios con responsabilidades laborales y familiares.

 

Ante este panorama, existen diversas estrategias a emplear para lidiar con la ansiedad en el ámbito educativo: Establecer rutinas de estudio, practicar técnicas de relajación como la respiración profunda, y buscar el apoyo de amigos, familiares o profesionales de la salud mental son solo algunas de las medidas recomendadas.




 

En última instancia, el desafío de la ansiedad en el comienzo del cursado de clases para adultos es un recordatorio de la importancia de cuidar la salud mental en todos los aspectos de la vida. Al abordar este tema con empatía y recursos adecuados, podemos crear entornos educativos más inclusivos y propicios para el crecimiento personal y académico de todos los estudiantes, sin importar su edad.



0 comentarios

Commenti


bottom of page