top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

Un rol social fundamental: El compromiso y el amor de las proteccionistas

Las personas que forman parte comprometida de la comunidad en distintas temáticas siempre merecen el respeto y acompañamiento de las y los vecinos de su lugar, sobre todo cuando del corazón se trata como en el caso de las proteccionistas de animales sin otra motivación más que el amor a las mascotas desprotegidas como seres sintientes.

Las redes sociales muchas veces entre tantas cuestiones positivas que ofrecen permiten la modalidad de escrache o buscar ensuciar el trabajo ajeno sin más que crear un perfil falso o redactando versiones malintencionadas sobre tal o cual. Este es el caso de una de las tantas organizaciones que en nuestro medio se encuentran trabajando arduamente en la protección de gatos y perros sin hogar de los que lamentablemente abundan en nuestra ciudad capital.


Ante esto, la defensa de la comunidad virtual no se hace esperar “bancando” la labor desinteresada, profundamente comprometida y pocas veces grata de las personas que encarnar el espíritu proteccionista dentro de sí.


En ese marco, es importante destacar el trabajo del día a día de las proteccionistas que brindan su corazón ante la desaprensión de dueños irresponsables y falta de políticas públicas institucionales concretas: rescatando y rehabilitando a perros y gatos que han sido abandonados, maltratados o que se encuentran en situación de calle, brindándoles alimento, refugio, cuidados veterinarios y afecto.


Las campañas de promoción de adopción responsable, buscando encontrarles hogares amorosos y permanentes son por demás destacables, así como el nexo que muchas veces llevan adelante entre la necesidad de las mascotas y los programas de esterilización y castración para controlar la población animal urbana, evitando la reproducción descontrolada y la proliferación de animales abandonados en las calles.


Los valores que promueven de educación y concienciación sobre la tenencia responsable de mascotas, la esterilización, la vacunación, el cuidado adecuado y el respeto hacia los animales así como la información sobre los derechos y la importancia del trato son fundamentales en nuestro lugar y en cada comunidad por lo que se debe acompañar comunitariamente el espíritu proteccionista de las personas que forman parte de las fundaciones.

0 comentarios

Comments


bottom of page