top of page
  • Foto del escritorSanta Cruz Nuestro Lugar

Con de todo

“Nuestro Run Run” te trae la radiografía en materia política de la semana: un ida y vuelta en redes que decir fuerte es quedarse por demás cortos: 4 de copas, libertario mileista desclasado sin estudios y Pablitos de la vida. Un mano a mano entre viejos conocidos: Claudio Vidal y Pablo González, hoy enemigos íntimos.   

Sin 2025 no hay 2027 es una frase que cada día suena más fuerte en Santa Cruz, es que el escenario político cambió totalmente después de las elecciones del año pasado. El oficialismo provincial de tres décadas se volvió oposición y en esa construcción política por fuera de la hegemonía del poder, las redes sociales son una vidriera para las críticas hacia la gestión de gobierno.




 

En ese marco, Pablo González con vasta trayectoria política en la provincia designado y electo: de secretario de Estado a Presidente de YPF pasando por vicegobernador, senador, diputado provincial y nacional, en un presente sin función pública arremete frecuentemente con críticas puntuales a la administración Vidal desde sus redes sociales.

 

La última con respecto a las arcas provinciales, con información del Instituto Argentino de Análisis Fiscal y duros reproches al pago de la deuda provincial con Nación de manera anticipada, deslizando que además los senadores nacionales de “Por Santa Cruz” apoyarían la Ley Bases como sucedió en la Cámara de Diputados de la Nación, puntualizando el retroceso que ello significa para nuestra provincia.




 

Aunque transcurría el tiempo sin respuesta oficial del gobierno provincial, hace horas Claudio Vidal fue consultado mediáticamente sobre estos cuestionamientos y sin dudarlo, el mandatario levantó el guante y señaló que lo ve “activo en las redes. Inquieto e incómodo” y fue más allá afirmando que “es poco serio con el tipo de comentarios que hace".

 

Hasta ahí con términos correctos y esperables de la dialéctica política, pero luego encendió la mecha y tiró “Soy gobernador y me tengo que dedicar a gobernar. Imagínense si le tengo que responder a cada 4 de copas” soltó Vidal sin titubear deseándole “lo mejor” y aclarando que se conocen hace tiempo.

 

La respuesta de González no se hizo esperar y en sus redes sociales disparó “Vidal cree que puede descalificar al que piensa diferente desde un altar de soberbia autoconstruido desde su lugar de "libertario mileista desclasado sin estudios"” y cuando parecía que ya había pasado lo peor, aclaró “yo voy a seguir opinando como ciudadano y no pretendo que me conteste una persona tan importante con sus frases épicas e inteligentes”, lanzó irónicamente.




Ya cuando la diferencia desde lo político había escalado a un sitio insospechado mucho más allá de la arena política, el gobernador volvió a subir la apuesta y en X tiró: “Algunos “Pablitos” de la vida tendrían que llamarse a silencio y hacerse cargo de las jóvenes santacruceñas nombradas en Buenos Aires a lo largo de su carrera política, tanto en Provincia como en Nación”.

 

Lo cierto es que, aunque el gusto de esta disputa feroz a los santacruceños de a pie hoy les deje un sabor amargo, es indudable que no se trata de hoy justamente. La mirada puesta en las urnas de 2025, trajo aparejada una escalada que en definitiva corre la centralidad política de la gestión de gobierno con sus logros y fracasos y se quiera o no, lleva a dos viejos conocidos como lo son quienes en otro tiempo iban juntos como Jefe de Gabinete de ministros y Secretario General de Petroleros Privados a Capital Federal en defensa de los intereses de Santa Cruz y la paz social aunque por estas horas la cosa sea: con de todo.



Comments


bottom of page